Ubicación en el hemiciclo

Jordi Jané i Guasch

Tarragona.

Nací en L'Arboç (Baix Penedès) el 26 de noviembre de 1963. Mi padre, Josep Ma. Jané, que es Creu de Sant Jordi, nos ha transmitido a toda la familia los sentimientos de estima a Cataluña y defensa de su identidad. 

A los 16 años empecé a militar en las Juventudes de Convergència y en 1980 fui uno de los fundadores de la JNC y su presidente en el Baix Penedès. 

Soy abogado y Máster en Derecho Comparado y siempre me he sentido vinculado al ámbito jurídico. Desde el año 1990 soy profesor de Derecho Constitucional y actualmente colaboro en actividades de docencia en la Universidad Pompeu Fabra y la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. 

En el año 1988 me casé con Marga, que es de Vandellòs y tenemos dos hijos, Enric y Jordi, que son muy "futboleros" y socios del Nàstic de Tarragona. 

El Grupo Parlamentario de CiU en el Congreso de los Diputados ha marcado de manera decisiva mi trayectoria profesional: durante muchos años fui el responsable de su asesoría jurídica, trabajando junto a Miquel Roca que era el Portavoz. Después continué como Diputado con Joaquim Molins, Xavier Trias y Josep Antoni Duran i Lleida al frente. Dentro del Grupo Parlamentario he sido, durante dos legislaturas, portavoz adjunto y actualmente ocupo una de las Vicepresidencias del Congreso de los Diputados, y soy portavoz en las Comisiones de Justicia, Seguridad Vial y portavoz adjunto en la Comisión Constitucional.

Durante estos años de parlamentario recuerdo especialmente haber formado parte de las Comisiones de Inverstigación de los atentados del 11-M y Gescartera, y valoro positivamente haber impulsado y presidido la Comisión de Seguridad Vial, que creo que es útil en la necesaria reducción de los accidentes de tráfico.

Me gusta el mar. Con mi familia de L'Arboç siempre hemos ido a la playa de Sant Salvador, junto a la casa-museo de Pau Casals. Cuando estamos en Vandellòs nos gusta ir a Cala Vidre en l'Ametlla de Mar, y desde hace años vamos mucho a Torredembarra donde, siempre que puedo, 
paso algunos fines de semana y vacaciones, intentando conciliar la vida familiar y laboral, ya que el día a día en Madrid, la intensa actividad parlamentaria y los actos de partido no siempre te dan el tiempo que deseas para estar cerca de los tuyos.